Cómo cambiar de operador telefónico sin problemas - Fonea

Cómo cambiar de operador telefónico sin problemas

¿Es posible? Son muchas las personas que son reacias al cambiar de operador telefónico por los problemas que suele conllevar este simple cambio administrativo, la mayoría de las veces por los problemas que nos ponen las operadoras telefónicas, pero otras muchas por el desconocimiento del cliente, tanto de lo que tiene contratado como de sus derechos y obligaciones como cliente de una compañía telefónica.

Vamos a hacer un breve resumen de aquellos datos que tenemos que tener en cuenta para cambiar de operador y tener los mínimos problemas durante el cambio y posteriormente, ya sea desde nuestra marca o desde cualquier otra. Si seguimos estos pasos podremos responder a la pregunta de arriba: Sí es posible y yo lo hice (aunque posiblemente no nos crean).

ANTES DE PEDIR EL CAMBIO DE OPERADOR (PORTABILIDAD)

Es importante que antes de solicitar un cambio de operador o portar nuestras líneas fijas o móviles conozcamos los siguientes puntos:

1. ¿Tenemos permanencia con nuestro operador actual? Este primer paso es fundamental para luego no llevarnos disgustos. Basta con una simple llamada a nuestro operador actual y solicitar POR ESCRITO que nos indiquen si tenemos permanencia y cuál es el importe de la misma (ya que muchas veces nos puede interesar abonarla y hacer el cambio de operador). Recalco el tema de POR ESCRITO ya que luego el operador puede decir cualquier otra cosa. Si nos dicen que no nos la pueden facilitar por escrito lo mejor es grabar la conversación desde el principio y guardarla (por si acaso).

2.- ¿Quién es el titular de las líneas? Otro dato importante a tener en cuenta es la titularidad de las líneas. Tenemos que tener claro el titular actual de las líneas que vamos a portar, ya que esto puede ser motivo para el rechazo de la portabilidad y darnos vueltas hasta que sabemos quién es el titular real de las líneas. La mejor manera para evitar este problema es tener siempre a mano una copia de la facturas de todas las líneas a portar y enviarlas a la compañía que nos va a gestionar las portabilidades (no ahorrará mucho tiempo, seguro).

3. En las líneas móviles ¿portamos una línea de contrato o de prepago? Este dato al igual que el titular de la línea son los principales motivos por lo que se deniegan las portabilidades. Si nuestra línea móvil es de prepago tenemos que tener en cuenta el punto 2: el titular de la línea. Al no existir factura en las líneas de prepago es mucho más difícil conocer el titular real, por lo que sería ideal llamar al operador actual e informarnos del titular real para pedir la portabilidad indicando estos datos. Otro tema importante es que en las líneas de prepago es necesario indicar al operador nuevo el código ICCID de la tarjeta sim de prepago. Este código es el número que lleva la tarjeta impreso (por lo general son 19 números, aunque en algún caso pueden ser 17 o 15).

4. En el caso de internet ¿Tengo cobertura de fibra? ¿tengo fibra directa o indirecta? Hoy en día es fundamental una buena conexión de fibra por eso es fundamental conocer si tengo fibra o ADSL (esta última está en desuso por su lentitud e incluso algunos operadores ya no la instalan). Una fibra de 100Mb es suficiente para un hogar normal u oficina pequeña, pero encontraremos opciones hasta los 1000Mb. La fibra indirecta es la que nos ofrecen los operadores sobre la fibra de Movistar que en principio puede ser un poco más cara y más lenta para instalar.

DURANTE LA INSTALACIÓN Y LA PORTABILIDAD

 Es fundamental tener en cuenta los siguientes puntos:

1. ¿Estamos preparados para la instalación de internet? Tenemos que tener en cuenta en esta fase los siguientes puntos para evitar cancelaciones y retrasos en la instalación de internet:

a) Estar pendiente del teléfono de contacto que hemos dado al nuevo operador, ya que si el instalador nos llama y no cogemos el teléfono para verificar la fecha y hora de la instalación, seguramente cancelará la misma.

b) Tener a mano la llave del cuarto de comunicaciones de nuestra casa o negocio ya que posiblemente la necesite el técnico para realizar la instalación.

c) Tener en cuenta que el técnico tiene una orden de trabajo para instalar router y el teléfono fijo (si lleva la instalación), el resto de la instalación interior de la casa o empresa es cosa nuestra y el técnico no tiene obligación de hacer nada más.

2. Hemos decidido cambiar por algo: ¡No aceptar contraofertas de nuestro viejo operador! Si hemos decidido el cambio de operador será por algún motivo: precio, calidad, problemas técnicos, etc… Seguramente hemos llamado varias veces ya a nuestro viejo operador y no nos han hecho caso o han ‘pasado’ de nosotros. Ahora nos llamarán y nos prometerán todo lo que haga falta para no perder un cliente ¿Pero lo cumplirán? Por experiencia la mayoría de las veces no, o nos tendrán meses y meses reclamando lo prometido, aunque nos harán alguna mejora, seguramente no llegarán a lo prometido y además habremos hecho una ampliación de permanencia por lo que si al final nos vamos nos podrán reclamar una mayor cantidad de dinero por irnos…

Por otro lado aceptando la contraoferta tiraremos por tierra el trabajo realizado por el comercial, asesor y la nueva operadora, cosa poco ética y que dirá mucho de nosotros (negativamente hablando) como personas de poco fiar.

Es importante que si hemos dado el paso de cambiar, llevemos nuestra decisión hasta el final.

DESPUÉS DE LA INSTALACIÓN / PORTABILIDAD

 Aquí tenemos que realizar varios pasos por nuestra cuenta SI o SI, de esta forma evitaremos posibles inconvenientes tras el cambio.

1.- Conocer nuestros derechos. Es fundamental conocer nuestros derechos sobre los contratos de servicios. Una vez firmamos un contrato de servicios tenemos 14 días para cancelar este contratos sin ningún tipo de permanencia desde la fecha de la firma, no de la instalación. Pero la legislación nos obliga a pagar, en caso de decidir la cancelación del contrato en este periodo, los trabajos realizados por la nueva operadora. Es decir que si decido cancelar la instalación antes de que la realicen no tendré que pagar nada o si ya lo he pagado, me lo tendrán que devolver, pero si el nuevo operador ha tenido algún gasto (en tramitación del contrato, envío de materiales o instalación del servicio por ejemplo) nos lo podrán cobrar y tendremos que pagarlo. IMPORTANTE para evitar muchos problemas luego.

2.- Garantía de la instalación. Por norma general tenemos entre 7 y 10 días para revisar la instalación y que todo funcione correctamente. Durante este periodo el técnico que realizó la instalación tendrá que solucionar los problemas que puedan surgir. Es aconsejable solicitar al técnico un teléfono donde podamos dirigirnos directamente si hay un problema en el funcionamiento de nuestros equipos durante este periodo. Si no hacemos después tendremos que hacerlo a través de los teléfonos de atención al cliente, abrir una avería y será la nueva operadora quien tendrá que solucionar la avería, aunque esta avería ya no será un motivo para cancelar la instalación.

3. FUNDAMENTAL: Solicitar la baja de nuestro viejo operador. Este punto es fundamental y aconsejamos hacerlo SIEMPRE UNA VEZ SE REALICE LA INSTALACIÓN DE NUESTRA NUEVA INTERNET Y LA PORTABILIDAD DE TODOS LOS NÚMEROS, nunca antes, ya que de hacerlo antes de este punto podríamos perder nuestros números de teléfono todavía pendientes de portar.

a) Los números a portar tienen que estar activos, no nos darán la portabilidad si se encuentran en estado de baja, cortados por impago o cualquier otra causa que haga que no estén activos.

b) Si tienen cambio de titular necesitamos la autorización y documentación tanto de antiguo titular como del nuevo.

c) Si ya tenemos nuestra fibra instalada y todos los números portados tenemos que solicitar a nuestro antiguo operador la BAJA DE TODOS LOS SERVICIOS (si ya no tenemos nada con ellos o los servicios que vayamos a dar de baja), ya que hay ciertos servicios que no se darán de baja automáticamente con el cambio de operador y nuestro antiguo operador tendrá derecho a seguir cobrándolos mientras no se solicite la baja y además nos los pueden cobrar a precio sin oferta, que puede ser bastante elevado y tendremos que pagarlos o nos podrán incluir en ficheros de morosos con todo los problemas que eso nos puede traer en el futuro. Para información de cómo solicitar la baja, leer nuestro siguiente artículo: CÓMO SOLICITAR LA BAJA DE MI ANTIGUO OPERADOR

En resumen, cambiar de operador no es difícil y siempre podemos encontrar un nuevo operador que nos ofrezca mejor precio o unos servicios más acordes con nuestras necesidades de cada momento. Además los operadores tradicionales generalmente no tienen sistemas para fidelizar a sus clientes sino que se dedican únicamente a mantenerlos, por eso hay que estar siempre al corriente de las ofertas y los servicios que necesitamos, de esta forma tendremos el mejor servicio al mejor precio.